Español

CAMINAR CON JESÚS

  • Cristo-céntrico

    • Estamos convencidos de que Dios se ha revelado plenamente a los humanos a través de Jesucristo, el cual es la fiel imagen de quien es Dios (Hebreos 1:1-3). La Biblia entera apunta hacia Jesús. Siendo humano y caminando en medio de nosotros, nos reveló el corazón de Dios – su voluntad y sus valores – y nos demostró con su propia vida, lo que significa caminar fielmente con Dios en esta vida.

    • La Biblia es la palabra de Dios y por ello la máxima autoridad para nuestro pensar y actuar (2 Timoteo 3:16-17). Al interpretarla, queremos siempre hacerlo a la luz de los hechos y las enseñanzas de Jesús (Mateo 5:17).

    • No se trata de nosotros, sino de Dios – su honra y su gloria (Filipenses 4:20).


 

  • Seguir a Jesús

    • Así como los discípulos respondieron a la invitación de Jesús, nosotros también queremos recibir con gratitud la gracia de Dios, aceptar su invitación, relacionarnos con él, seguirlo en el caminar diario y trabajar para su reino (Lucas 5:27; Mateo 6:33).

    • Como Dios a través de su increíble gracia nos ha liberado del pecado, ya no queremos vivir de forma indiferente, sino buscar parecernos cada vez más a Jesús, poner toda nuestra vida a su disposición y evitar el pecado (Romanos 6:15-19).


 

  • Relevancia

    • Estamos convencidos de que la vida y las enseñanzas de Jesús siguen siendo actuales y relevantes para nuestros tiempos. Como iglesia queremos aprender juntos, lo que implica de manera práctica, caminar con Jesús en nuestro contexto actual, cultural y político (Hechos 17:22-34).


 

AMAR AL PRÓJIMO

  • Comunidad

    • Queremos ofrecer un lugar en el cual cada persona se pueda sentir segura, amada y bienvenida (Juan 8:2-11; Lucas 5:30-31).

    • Es nuestra meta, integrar a cada persona de una u otra manera, para que todos lleguen a ser miembros activos de la iglesia (1 Corintios 12).

    • Queremos cuidarnos mutuamente y estar ahí el uno para el otro. Donde alguien tenga necesidad, queremos compartir de lo que tenemos (Hechos 2:44-47). Donde alguien sufre o lucha con el pecado, queremos acompañarlos con amor, trabajando siempre por su restauración (Mateo 18:15-20).


 

  • Diversidad

    • Así como Jesús formó un nuevo pueblo de judíos y gentiles, y una iglesia de personas esclavos y libres, de hombres y mujeres, así también nosotros queremos celebrar la diversidad – como hombres y mujeres, niños, padres y abuelitos. Como distintas culturas, queremos caminar juntos y servir a nuestro Señor y Salvador (Gálatas 3:28).

    • Reconocemos que los diferentes idiomas forman parte de nuestra diversidad. Queremos aceptar cada idioma con gratitud, celebrarlos y fomentarlos.


 

  • Colaboración

    • Vemos que algún día todos los cristianos estarán frente a Dios juntos adorando y alabándolo (Apocalipsis 7:9-10). Por ello queremos desde ahora ir construyendo puentes hacia nuestras iglesias hermanas y así colaborar para avanzar a favor de la causa de Jesús en nuestra comunidad.

 

 

SERVIR A DIOS

  • Servicio

    • Jesús no vino para ser servido, sino para servir (Mateo 20:28; Filipenses 2:6-8). De la misma manera tampoco queremos sólo buscar nuestra propia comodidad, sino servir a nuestro prójimo tanto dentro como fuera de la iglesia.


 

  • Misión Integral

    • Queremos obedecer al mandato de Jesús y proclamar su evangelio en nuestra comunidad, en nuestro país y en todo el mundo (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8).

    • Esto lo hacemos al ayudar a las personas en tres aspectos: el espiritual, el físico y el económico (Lucas 4:18-19; Hechos 2:44-47).


 

  • Bendición & Esperanza

    • Estamos convencidos de que Dios nos ha llamado para ser una bendición en medio de nuestro entorno – tener un impacto positivo – al hacer una diferencia y llevar esperanza a las personas (Génesis 12:1-3; Salmo 33:20-22; Mateo 5:13-16).

    • Además, somos una bendición cuando cuidamos el medio ambiente y actuamos de forma responsable con toda la creación (Génesis 2:15; Romanos 8:19-22).